Luces, cámara… ¡¡ACCIÓN!!

 
 

Utilizando la técnica de animación Stop-Motion, los alumnos de este taller aprenden a crear una historia a partir de fotos digitales que posteriormente agrupan en una secuencia de tiempo para producir un vídeo.

Los vídeos tienen una duración aproximada de un minuto y pueden completarse individualmente o con otros compañeros.

Para crear sus vídeos, los alumnos tienen a su disposición plastilina, Legos, figuras de acción, cartulinas y otros materiales, además de unos escenarios con Croma, que les dan la posibilidad de incluir vídeos como fondo de sus historias, para dar a éstas mayor realismo. Después, los chicos suben sus proyectos a Internet para que sus familiares y amigos puedan disfrutarlos.

No es necesario tener experiencia previa en animación para participar en este taller.