Monta tu propio robot desde cero

 
 

La robótica es, sobre todo, un medio para aprender. Con la robótica, los niños potencian su creatividad, la lógica visual y sus habilidades sociales para trabajar en equipo. Al ayudarles a construir sus propios robots, se hacen más responsables de ellos ya que valoran más el resultado final. Además, es una forma divertida para que se familiaricen con el funcionamiento de la electrónica y la programación.

Para ellos nos valdremos de la plataforma de hardware libre de moda; Arduino.

Con un lenguaje de programación adaptado para los más pequeños

Para que el primer acercamiento a la robótica educativa de los participantes sea lo más progresivo y divertido posible, en estos talleres trabajaremos con un lenguaje de programación por bloques, que emulando un puzzle los chicos y chicas sean capaces de ver los resultados de sus proyectos desde el primer momento.